NO EXISTE POLÍTICA DE ESTADO CONTRA LA CORRUPCIÓN

Centro de Noticias del Congreso

16 Ago 2017 | 13:02 h

El excontralor general Fuad Khoury, dijo que el país ha fracasado en la lucha contra la corrupción y que hoy, como ciudadano, opina que los últimos tres gobiernos no han considerado a la corrupción como una política de Estado y que esta se ha convertido en un problema mucho más grande que la inseguridad ciudadana.

Khoury se presentó el miércoles 16 ante la Comisión Investigadora ‘Lava Jato’, para exponer la actuación de la Contraloría General – cuando estuvo a su cargo (2004-15) en los proyectos Línea 1 del Metro de Lima, la Interoceánica y el Gasoducto del Sur.

Basado en un informe que presentó ante una similar comisión del Congreso que estuvo presidida por el excongresista Juan Pari, Khoury Zarzar dijo que la institución realizó entre el 2004-2015 una serie de auditorías a todas las empresas brasileñas de construcción que trabajaron para el Estado, en obras que superaron los 17 mil millones de dólares.

Sostuvo que siempre ha habido una auditoría a los megaproyectos y que esta labor estuvo a cargo de un equipo multidisciplinario de la CGR. Los controles fueron previos, simultáneos y posteriores.

Hubo 106 acciones de control en 38 proyectos de un total de 42. Cincuenta acciones fueron previas, 22 simultáneas y 34 controles posteriores. De ese total, la empresa Odebrecht participó en 19 proyectos por 12,856 millones de dólares; Quiroz-Galvao en ocho proyectos; y OAS en siete proyectos, con un total de 1,298 millones de dólares.

Respecto a la labor en los proyectos mencionados, Khoury dijo que el del Gasoducto Sur Peruano tuvo una inversión de 7,328 millones de dólares y que las acciones de control se realizaron entre enero de 2013 y diciembre de 2014.

El proyecto Línea 1 del Metro de Lima tuvo siete auditorías posteriores, y costó 410 millones de dólares. Se hallaron pérdidas para el Estado por 111 millones de dólares.

A continuación, a grandes rasgos, se ocupó de otros proyectos como la carretera Chacas-San Luis (Áncash), que tuvo una subvaluación de 58 millones de soles; el mejoramiento de la avenida Néstor Gambetta (Callao); el proyecto Alto Piura (con una inversión de 500 millones de soles); el túnel Trasandino; como parte del proyecto Olmos (que tuvo faltas administrativas y gastos innecesarios por dos millones de dólares).

Igualmente se refirió al Hospital Antonio Lorena (Cusco) que tuvo una inversión de 197 millones de dólares, ejecutado por OAS. El puente Pumahuasi-Puente Chino, con una inversión de 157 millones de soles. Todas tuvieron fallas y sobrecostos.

También hubo auditorías y se encontraron irregularidades en las obras Carretera Aguaytía y el by pass 28 de Julio, de la Municipalidad Metropolitana de Lima, que ha tenido pérdidas para el Estado por un millón y medio de dólares debido a que no se siguieron los procedimientos señalados por el Snip y se abandonó el estudio técnico por otro.

Respecto al Metro de Lima hubo un control simultáneo de la Contraloría. Tuvo una inversión de 583 millones de dólares.

La exposición del ex Contralor fue principalmente sobre las acciones de control que realizó esa institución en las obras mencionadas, especialmente en la participación de las empresas brasileñas (en un 70%). Dijo, por ejemplo, que hubo control simultáneo al proyecto IIRSA Sur en sus cinco tramos.

En la participación de los congresistas, Mauricio Mulder inquirió sobre los 50 informes que elaboró la Contraloría sobre los proyectos de inversión y solicitó que la entidad remita dichos documentos.

Por su parte, Víctor García Belaunde dijo que no se había hecho demasiado en este tema y preguntó por qué la CGR no tiene injerencia en observar las adendas de los contratos. Preguntó por qué de 700 “sentencias positivas” a funcionarios hay solo 22 personas encarceladas; mientras que Karina Beteta opinó que había habido dejadez de esa institución en el  caso ‘Lava Jato’.

Obras del tren eléctrico

Previamente, compareció la gerente de Operaciones de la Autoridad Autónoma del Sistema Eléctrico de Transporte Masivo de Lima y Callao, Svetlana Tarasova. Explicó a la comisión sobre la labor que tuvo en la ejecución de los valores referenciales que se siguieron para la ejecución de dicha obra.

Justificó de alguna manera que las nuevas tecnologías, el estudio de nuevos tramos para una mayor demanda y los nuevos trazos para los viaductos con nueva tecnología y la modificación de tres estaciones del tren (Grau, Gamarra y Angamos) elevaron los costos, entre otros, del proyecto del año 1992, de 344 millones de dólares a 431 millones (un aumento de 87 millones en solo tres meses y que se habrían incorporado al precio referencial).

Sostuvo que se tuvo en cuenta la modificación de coeficientes y el factor imprevistos y contingencias para los nuevos valores referenciales.

Aceptó que conocía que este trabajo fue exonerado del Snip, pero se trató de una obra que estuvo a cargo de Provías. Dijo, en respuesta a las preguntas de los miembros de la comisión, que no participó en la licitación sino en la elaboración de las obras preliminares que fueron aprobadas por Provías y que desconocía que este incremento de la inversión habría favorecido a Odebrecht. (o/m/c)

PRENSA CONGRESO

16-08-17

 

ver más

Relacionados

Firman acuerdos para proteger la zona arqueológica de Nasca y complejo Cahuachi

17 May 2024 | 19:57 h

El Ministerio de Cultura, la Municipalidad de Nasca y gobiernos distritales, así como las autoridades y miembros de la...

Leer más >
  • Compartir

Lucha contra la anemia, la inseguridad y la violencia en niños y adolescentes son retos que tenemos todos

17 May 2024 | 18:16 h

La lucha en contra la desnutrición, la inseguridad y por el desarrollo de las niñas, niños y adolescentes no...

Leer más >
  • Compartir